El violinista de la oposición venezolana es torturado por la dictadura chavista

Wuilly Arteaga de Caracas, Venezuela, es un joven de coraje, quien cree en la paz y la libertad. Nosotros en la Fundación para la Educación Económica (FEE) estamos profundamente tristes e indignados por el tratamiento que ha recibido de manos del gobierno de Maduro. Wuilly y yo hemos estado antes en contacto y previo a su reciente detención, él aceptó una invitación para tocar en la convención del FEE del 2018, aquí en Atlanta, el próximo junio. Estamos esperanzados y oramos por la salud de Wuilly e invitamos a los lectores para que vengan y lo conozcan en persona, en la convención del FEE, del 7 al 9 de junio del 2018. ~Lawrence W. Reed, presidente de la FEE.

NOTA DEL TRADUCTOR: Para utilizar los ligámenes de las fuentes del artículo, entre paréntesis, con letra en roja y subrayada, le indica cómo lograrlo, si es de su interés.

La dictadura chavista de Venezuela, al igual que otras autocracias, ha utilizado al arte como propaganda. Por ejemplo, el régimen chavista ha tratado de presentar los talentos del director Gustavo Dudamel (Gustavo Dudamel), como si fueran propios del régimen. No obstante, en verdad el régimen no es un amigo de los artistas.

En el 2017, cientos de ciudadanos han empleado la música como forma para protestar contra la dictadura de Nicolás Maduro. Cantantes reconocido como Franco de Vita (Franco de Vita), Ricardo Montaner (Ricardo Montaner) y Jesús Miranda (Chino) (Chino), han denunciado los abusos del régimen chavista contra el pueblo venezolano. Pero, también artistas menos conocidos han llevado sus instrumentos a las calles, a fin de defender su libertad.

Tomen el caso de Wuilly Arteaga, un venezolano de 23 años, quien se ha ganado su vida tocando su violín en las calles de Caracas. Arteaga se hizo famoso cuando él y su novia enfrentaron a matones, tan sólo con sus instrumentos, miembros armados de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). A la vez que las fuerzas de seguridad del régimen bañaban a los manifestantes políticos con gas lacrimógeno, Arteaga tocaba el himno nacional de Venezuela y pedía a los policías bajar las armas. Según diversos testigos, algunos miembros de la policía soltaron sus lágrimas, cuando contemplaron el arrojo de Arteaga y el de sus colegas.

Inmediatamente Arteaga se convirtió en el símbolo de la lucha de la sociedad civil contra la dictadura chavista en Venezuela. En otra ocasión, de nuevo el joven violinista recibió la cobertura de la prensa, cuando miembros de la Guardia Nacional Bolivariana destrozaron su violín. Las imágenes de dolor de Arteaga, debido a la pérdida del instrumento usado para llevar el alimento a su mesa, fueron observadas alrededor del mundo.

Debido al apoyo financiero de muchos venezolanos, Arteaga consiguió un nuevo violín. Su historia llegó hasta los Estados Unidos, en donde artistas tales como Shakira y Mark Anthony (artists such as Shakira and Mark Anthony) se conmovieron ante su coraje. Después, Arteaga fue invitado a Washington, D.C., en donde se presentó en la Conmemoración de las Víctimas del Comunismo, luego de lo cual lo entrevistó el canal de CNN en español.

A causa del surgimiento rápido de Arteaga a la fama internacional, el régimen venezolano desató en su contra una cacería de brujas judicial. En junio del 2017, las fuerzas de seguridad venezolanas hirieron a Arteaga durante una protesta callejera, al disparar perdigones contra su rostro. Mostrando en Twitter una imagen de su cara herida, Arteaga prometió no rendirse en la lucha contra la tiranía chavista.

El 28 de julio, miembros de la Guardia Nacional Bolivariana arrestaron (arrested) a Arteaga, cuando la oposición realizó una huelga nacional para protestar contra la asamblea constituyente de Maduro, un movimiento del poder para robarle todos sus poderes a la Asamblea Nacional, el parlamento venezolano. De acuerdo con el Foro Penal Venezolano (Foro Penal Venezolano), una ONG, Arteaga fue acusado de fomentar los disturbios civiles y por la posesión de materiales explosivos.

El Foro Penal Venezolano (Foro Penal Venezolano) reporta que Arteaga fue torturado, golpeado y quemado por las fuerza de seguridad venezolana. Numerosos abogados y organizaciones de derechos humanos han denunciado irregularidades flagrantes en el caso de Arteaga. Por ejemplo, al defendido no se le permitió escoger un abogado, sino que se le asignó uno contra su voluntad. También se le presentó a un tribunal 48 horas después de su detención, aun cuando la ley demanda que debe liberarse cualquier detenido que no haya sido presentando ante un juez, después de 48 horas de haber sido detenido.

Debido a los esfuerzos de la Fiscalía General, a Arteaga se le otorgó la posibilidad de salir de prisión bajo fianza (bail). Sin embargo, la cantidad estipulada va mucho más allá de sus medios, según el Foro Penal Venezolano, y Arteaga permanece en prisión.
Al menos 14 personas fueron asesinadas el domingo 30 de julio, cuando Nicolás Maduro realizó su ilegal asamblea constituyente, en contra de la voluntad de una mayoría abrumadora de venezolanos. Por el momento, aquellos que protestan a favor de su libertad en las calles de Caracas, tendrán que hacerlo sin la música de Arteaga.

Esta pieza apareció en PanAm Post 

Ángelo Flórez de Andrade obtuvo el grado de bachiller en Asuntos Internacionales en la Universidad del Rosario, en Colombia y una maestría en Ciencia Política de la Universidad de Gotemburgo, Suecia. Ha enseñado en diversas instituciones en Colombia.


Traducción por Jorge Corrales.

Autores Invitados
Autores Invitados
Este artículo pertenece a un autor invitado. Cada cierto tiempo publicamos artículos de los más importantes autores libertarios, liberales clásicos y amantes de la libertad.

Deja un comentario